Como llegué a Tesla Healing 369®

Como llegué a Tesla Healing 369®

Infinidad de experiencias con Consultantes, mi formación en Física Cuántica, Radiónica y Biocomunicación Cuántica, sumado a la búsqueda constante de material relativo a la energía más allá de lo que se difunde en medios comunes, me hizo topar con un señor del cual ya había escuchado en mi formación universitaria. Me refiero a Nikola Tesla. Claro está que me impactaba su manera sencilla y humilde de hablar sobre energía libre y sus experimentos que demostraban que eso era posible, pero una utopía para la época que Tesla vivía.

También he investigado mucho sobre una teoría del físico alemán Winfried Otto Schumann, quien descubrió un efecto de resonancia en el sistema Tierra-Ionosfera y que hoy es conocida con el término de “Resonancia Schumann”. En física a ésta se le denomina “onda transversal-magnética”.
Se ha comprobado que estas ondas resonantes vibran en la misma frecuencia que las ondas cerebrales de los seres humanos (y de todos los mamíferos), o sea 7,8 Hertz (ciclos por segundo). Alemania y Austria han experimentado con estas resonancias y se han desarrollado y formulado nuevos proyectos en física cuántica de 7,8 Hertz (frecuencia Schumann), consideradas estas una constante normal biológica de nuestro hipotálamo.
Una frecuencia que nos conecta a todos los seres humanos y donde la Tierra se comporta como un enorme circuito eléctrico. Esto abre un “campo de comunicación entre dos sistemas neuronales”, lo que llamamos telepatía.

Nikola Tesla tenía muchos conocimientos sobre esta resonancia del sistema Tierra-Ionosfera, en el cual basó una serie de experimentos. En esos experimentos el descubre que hay otro tipo de ondas de una característica especial que, a diferencia de las ondas Hertzianas, se vuelven más fuertes con la distancia y se desplazan a una velocidad varias veces mayor a la de la luz.

En algunos de los Métodos de Sanación que aprendí, como “La Reconexión” y la Biocomunicación Instrumental con Quantec®, pude comprobar que las Sanaciones realizadas a distancia, funcionaban mejor que las de forma presencial, por lo tanto entiendo que este tipo de ondas están presentes en nuestro planeta Tierra.

En el trascurso de los años 2002 al 2010, pasé por una gran cantidad de maestros, cursos y talleres, de los cuales destaco “La Flor de la Vida” “Geometría Sagrada” y “La Reconexión”, como algunos métodos que me han ayudado a entender de forma sencilla, lo que Nikola Tesla quiso transmitir a la humanidad hace casi 100 años. Gracias a los conocimientos de la Dra. Lynne Mc Taggart, que vierte en sus libros “El Campo” y “El Vínculo”, logré formarme mi propia idea de cómo y porqué funcionan las terapias en las cuales utilizamos nuestras manos, la Energía Universal y el Amor Incondicional.
Es precisamente desde este lugar que fue creado este método.

Tesla Healing 369® se dirige a los tres aspectos de la existencia humana: cuerpo, consciencia y espíritu, al utilizar las frecuencias Tesla de energía y por este motivo la sanación tiene lugar en todos los niveles de la existencia humana.

Con los años de experiencia terapéutica aprendí lo importante que es para el proceso de sanación que el Terapeuta conecte con la energía cargada por el Amor, que irradia desde el corazón. El Amor es la fuerza más poderosa, el Amor es la fuerza de la Vida, el Amor es la Luz.

En un período corto de tiempo había encontrado en Tesla Healing 369® una modalidad de sanación sumamente poderosa con grandes, y a menudo, rápidos resultados. Algunos pacientes empezaban a informar de haberse curado de tumores, psoriasis, dolores de artritis, cansancio crónico, lesiones de espalda, sincronicidades en todas las áreas de la vida, pérdida de temores, etc. Pero todos han coincidido que el aspecto de evolución de su consciencia, provocado por las frecuencias de la energía de Tesla, tiene mucha mayor importancia que la sanación en si.

 

¿Porqué Tesla Healing 369®?

Nikola Tesla fue el hombre, el físico, que descubre la energía y a frecuencia que es varias veces más rápida que la velocidad de la luz. Hoy los científicos comprueban en sus ensayos, que no hay ningún retardo entre el emisor y el receptor, a pesar de la distancia de miles de kilómetros. Si bien Tesla no llegó a aplicar esta energía para la sanación en otras personas, siempre la utilizo en si mismo para obtener ese gran potencial de energía que le permitía recibir información desde el Universo para lograr sus inventos y descubrimientos. La época en la que Tesla vivía, no era propicia para divulgar este tipo de métodos de sanación, pero dejó preparado el terreno para una época en el futuro, cuando la humanidad esté preparada para recibirla.

Una de sus frases más difundidas fue: “Ya no voy a trabajar más para el presente, voy a trabajar para el futuro” y creo que Tesla fue un visionario, cuando afirmó que “Nos estamos arremolinando en el espacio sin fin a una velocidad inconcebible, todo lo que nos rodea está dando vueltas, todo se mueve, todo es energía. Debe de haber alguna forma más directa en la que podamos sacar provecho de esta energía”.

Tesla fue un maestro en descubrirlo, pero en aquella época la humanidad no estaba preparada para ello.

Ahora, ya podemos acceder a estas frecuencias sanadoras sin recurrir a la tecnología ni a los objetos o símbolos, simplemente conectándonos directamente con la energía de la naturaleza.

Por esta razón y en homenaje al gran Físico Nikola Tesla, llamo Tesla Healing 369® a este nuevo método de sanación.

¿Y el 369 a que se debe?

La frase de Tesla “Si supieras la magnificencia de los números tres, seis y nueve, tendrías una llave al universo” encierra una clave muy importante dentro de esta modalidad de sanación.
Agradezco a Dana Tir y a Kristen Neiling, dos personas que han acompañado una parte de mi camino de crecimiento, por haberme despertado el interés en la Geometría Sagrada. Gracias a La Flor de la Vida y el Merkaba pude comprender que esconde la frase de Tesla. Por eso combino esta clave con la Energía Sanadora entregada tan generosamente por Nikola Tesla.

Comentarios cerrados.